No te olvides de… ¡las abejas!

b

Seguramente todos hemos oído recientemente que las “Abejas están en peligro” “Tenemos que salvar a las abejas”… Pero ¿qué sucede realmente? ¿Por qué debemos preocuparnos? Este post pretende responder estas dudas y a mirar adelante a buscar soluciones a través de seis preguntas clave. ¡Vamos allá! Continúa leyendo “No te olvides de… ¡las abejas!”

Anuncios

Posidonia oceanica: El tesoro del Mediterráneo

CIMG7299

Playas con aguas cristalinas, color turquesa, y que aparecen en muchas postales de la Costa Mediterránea no se dan por arte de magia. Podría ser un regalo de los dioses del Olimpo y que Poseidón, dios de los mares la crease… En el mar Mediterráneo tenemos una gran aliada: os hablo de Posidonia.

La Posidonia (Posidonia oceanica), una planta acuática (no es una alga!), esencial para la ecología de la costa mediterránea. Las praderías de posidonia se encuentran a menos de 50m de profundidad, y albergan una gran diversidad de especies. Se trata de una especie que actua como “piedra angular” en el ecosistema, es decir, que sin su presencia, el ecosistema cambiaría dramáticamente.

Posidonia_oceanica02_1
Posidonia oceanica. Fuente: CIB (Club d’ Immersió Biologia)

Continúa leyendo “Posidonia oceanica: El tesoro del Mediterráneo”

El problema de los plásticos y 7 pequeñas grandes cosas que puedes hacer TÚ

Océanos sanos, Planeta sano

10494322_10203550003203523_4766269813137930236_o
Calderones (Globicephala melas) en el estrecho de Gibraltar, entre el Mar Mediterráneo y el océano Atlántico.

El pasado 8 de Junio fue el día Mundial de los Océanos. Un día más para recordar su importancia y a la vez, su fragilidad. Este año el lema fue “Healthy oceans, Healthy planet” (Océanos sanos, Planeta sano). Un ecosistema que aunque sea inmenso a nuestro parecer, está constantemente amenazado con la sobrepesca, contaminación acústica o residual. El post de hoy lo dedicaremos a uno de estos residuos derivado del petróleo y gran aliado del hombre: el plástico.

El porqué del PLÁSTICO

Ahora mismo, mirad a vuestro alrededor. Seguramente hay algún plástico cerca de vosotros. Al menos, leyendo este post, tenéis en las manos un móvil o tableta, u ordenador… En casi todos los aspectos de la vida diaria los plásticos están presentes: en el transporte, telecomuncicaciones, ropa, calzado y envases que facilitan el transporte en una gran variedad de comida, bebida u otros.

Los plásticos no son caros, no pesan, son fuertes, duraderos, resiten la corrosión, y tienen propiedades no conductoras de la temperatura y electricidad. La diversidad de polímeros y la versatilidad de sus propiedades hacen que se permitan avances tecnológicos y ahorros de energía. Con tales cualidades, la consecuencia es que la producción de plásticos ha crecido en tan sólo 60 años, de 0.5 millón de toneladas (en 1950)  a más de 300 millones de toneladas (datos del 2010).

Cuando el plástico no es tan bueno… Continúa leyendo “El problema de los plásticos y 7 pequeñas grandes cosas que puedes hacer TÚ”

Consecuencias del Plan Hidrológico en el Delta del Ebro

Tal y como comentábamos en nuestra última entrada, recientemente se ha vuelto a reabrir un fuerte debate a raíz de la implantación de un Nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro. Esta directiva entrará en vigor a partir de 2016 y regulará durante 5 años los diferentes usos e infraestructuras hidráulicas de la cuenca. Entre las medidas más polémicas, se prevé la construcción de 50 nuevos embalses y un incremento de 450.000 hectáreas para cultivos de regadío.

Panorámica del Delta del Ebro. Fuente: Luis Miguel Sánchez
Panorámica del Delta del Ebro. Fuente: Luis Miguel Sánchez

En un entorno tan singular y amenazado como el delta del Ebro, ¿qué consecuencias tendría para las actividades económicas y para los diferentes ecosistemas presentes? ¿Qué ocurriría si se reducen aún más las aportaciones de agua dulce?

Continúa leyendo “Consecuencias del Plan Hidrológico en el Delta del Ebro”

¿Es necesaria la conservación ecológica?

¿Por qué es tan importante la ecología o la conservación? ¿Por qué gastar un presupuesto público en la manutención del patrimonio natural?  Son preguntas que no tienen una respuesta directa, fácil y llana. Sus respuestas son complejas. Para encontrarlas vamos a utilizar nuestra imaginación para crear algunos entornos en los que contrastar dos variables.

Estos entornos serán simples pero en ellos hay una ley que siempre se va  a cumplir: los individuos estarán sometidos a  la selección natural. Todo el mundo sabe que los organismos  compiten por los recursos. Esa competición afecta a la capacidad de dar descendencia y por lo tanto, existe una evolución en el momento en que se trasmiten los genes de los individuos “ganadores” de dicha competición.

Imaginemos una pineda o pinar formada básicamente por Pinus halepensis. Ahora copiaremos esa misma pineda (como si fuese tan fácil como un “copy paste”) y la duplicaremos una, dos y hasta tres veces. De forma que compararemos dos entornos: una situación en que encontramos una pineda y el segundo entorno, donde se encuentran las tres pinedas que hemos copiado.

Imaginemos ahora que los dos entornos son  objeto de una catástrofe natural. La llamaremos “la catástrofe”. Bien, la catástrofe puede tener un origen biológico, virológico o ambiental (incluso podríamos situar aquí el tipo “antropológico”). Da igual, porque en el entorno con más bosques la probabilidad de que sobreviva un individuo aumenta. Cuantos más individuos, un mayor acervo génico y más probabilidades de que, debido a la variabilidad, alguno sobreviva.

Evidentemente, simplificarlo al punto de conformarse con un individuo superviviente es cuanto menos absurdo debido a que implicaría igualmente la extinción de la especie, pero la gracia de simplificar el modelo consiste en entender que solamente con tener un mayor número de individuos las probabilidades de que exista el individuo que pueda resistir a la catástrofe aumenta Continúa leyendo “¿Es necesaria la conservación ecológica?”