En un lugar en medio del Atlántico, de cuyo nombre SÍ queremos acordarnos: ¡Las Azores!

Las Azores (Açores en portugués) son un archipélago de 9 islas de origen volcánico y se localizan en pleno Atlántico Norte, a 1.600km del continente europeo (Portugal) y a 2.454 km del continente americano (Canadá). Fueron colonizadas por portugueses en el siglo catorce y han recibido influencia de distintos países europeos a lo largo de los años. Durante la segunda guerra mundial, muchos franceses se refugiaron en dicho archipiélago, y de ahí que actualmente se habla portgués pero con un acento afrancesado. Curioso. ¡El post de esta semana va cargado de fotos de delfines y ballenas (o golfinhos e baleias 😉 )! ¡Vamos allá! Continúa leyendo “En un lugar en medio del Atlántico, de cuyo nombre SÍ queremos acordarnos: ¡Las Azores!”

BioBlitz: la Biología al lado de casa

Si una cosa me ha sorprendido en mi aún breve periplo por el mundo de la ciencia, es como de desconectada de ella se siente a menudo todo aquel quién no tiene un contacto vocacional o profesional con alguna de sus múltiples ramas. La Biología no es la excepción, y es por ello que eventos como los BioBlitz, de los que os hablaré hoy, me parecen de capital importancia, ya que más allá de su aporte a nivel científico realizan una mayúscula tarea al mostrar al ciudadano de a pie que la Biología no está tan alejada de sus vidas como creen.

Los BioBlitz son eventos públicos en los que se realiza una prospección intensa de la biodiversidad de una zona delimitada de forma continua pero durante un breve período de tiempo (en general, unas 24h). En muchos de ellos, este estudio de campo implica tanto científicos y naturalistas como a la misma ciudadanía, a la que se invita y anima a tomar parte en el acontecimiento.  Con el objetivo de promover esta faceta divulgativa y participativa, muchos BioBlitz se llevan a cabo en parques urbanos o reservas naturales cercanas a ciudades.

Un Bioblitz, pues, aporta componentes a la investigación científica que no encontraríamos en un estudio científico de campo tradicional. A destacar, yo diría:

  • Reconocimiento de la biodiversidad local: A menudo, en el ideario popular, el término biodiversidad viene asociado a imágenes de Sir David Attenborough trepando hasta el techo de la jungla amazónica en uno de sus documentales para la BBC. Nada más lejos de la realidad, y es que aunque nadie niega que la variedad de organismos en dichos emplazamientos no tiene rival, en general se ignora la vasta biodiversidad de los lugares que nos rodean. Un BioBlitz ofrece la posibilidad no sólo de conocerla, sino también de comprender hasta qué punto es de vital importancia preservarla.
  • Contacto con la comunidad científica: Un BioBlitz rompe con el clásico estereotipo de un científico enfundado en una bata de laboratorio y con un peinado de sospechoso parecido con el que lucía Albert Einstein en sus años de madurez. Los BioBlitz proveen a la ciudadanía con la oportunidad de conocer de cerca a quienes hacen la ciencia, y a disipar intrigas que, de otro modo, intentarían resolver con la lectura de un extenso y más que probablemente soporífero artículo de Wikipedia… en el mejor de los casos.
  • Entretenimiento y diversión: los BioBlitz no crean el ambiente de seriedad y meticulosidad generalmente asociados a los estudios científicos, más bien lo contrario. Los BioBlitz adoptan una atmosfera festiva, y el tiempo reducido en que se realizan hace que la búsqueda de especies sea más excitante.

En el grupo en el que he trabajado yo, el de Artrópodos, la búsqueda de pequeños animales se acaba convirtiendo en una especie de Pokémon Go en el que los asistentes se esmeran en encontrar el máximo número y variedad de organismos e incluso comparan sus capturas una vez finalizada la búsqueda. Y todo esto sin necesidad de internet, oigan. Imagen: BioBlitz Stanford 2012 Continúa leyendo “BioBlitz: la Biología al lado de casa”

Salidas al campo: Plantas comestibles I

Con la llegada del buen tiempo nos apetece pasar más tiempo en el campo, hacer excursiones, y si podemos regresar a casa con bolsas llenas de plantas comestibles, todavía mejor!

Así que esto es lo que hice hace pocas semanas. Actualmente resido en el sur de Suecia, y sí, el tiempo es imprevisible hasta en estas fechas! Hace dos días estábamos a casi 30 grados en el sol, y al día siguiente pasamos a estar a 11 grados, lluvia… (a principios de mayo se asomaron hasta algunos copos de nieve…).

Parece que no llega nunca el verano pero en cuanto empieza el calor, una explosión de vida se avecina. Como si la naturaleza aguarda unas ganas de estallar en color y vida por tantos meses sufridos de frío y escasa luz solar. No solo en pájaros, insectos y flores… sino incluso en personas. ( Se dice que la gente descubre a sus vecinos en verano, pues durante invierno ni se habían visto!) La verdad es que aprendes a apreciar mucho el sol que nos rodea en latitudes mediterráneas cuando llegas al norte de Europa y puedes estar hasta 3 semanas sin ver el sol… (ya veo aquí otro posible post sobre luz solar, vitamina D, y sus efectos en personas…!)

…Como si la naturaleza aguarda unas ganas de estallar por tantos meses sufridos de frío y escasa luz solar! Tulipanes del Jardín Botánico de Lund, Suecia (Mayo). Fuente propia.

Seguimos con la excursión en el campo. Hoy os hablo de una salida al campo peculiar. El departamento de Biología del cual pertenezo, hicimos una salida para identificar plantas comestibles de la región (algunas de las cuales también podemos encontrar en latitudes mediterraneas, y otras que són de latitudes centro-norte europa). Tuvimos una visita sorpresa de la televisión sueca, así que hicieron un buen reportaje (y divertido) sobre la excursión (que podéis ver al final del post – y practicar inglés y sueco – 🙂 ).

Continúa leyendo “Salidas al campo: Plantas comestibles I”

La Casa del Agua de Trinitat Vella y la historia de la ciudad siempre sedienta.

¿Que necesitamos para construir un pueblo, una ciudad, una civilización? Mano de obra, materiales de construcción, el conocimiento para ponerlo todo en marcha, etc. Pero hay una cosa mucho más importante, algo de lo que ya hemos hablado alguna vez en este blog, y que damos por sentado: El agua. Quizás creáis que es algo obvio pero a menudo subestimamos como el acceso al agua … Continúa leyendo La Casa del Agua de Trinitat Vella y la historia de la ciudad siempre sedienta.

Bosque con niebla

Shinrin-yoku

“A veces, vale la pena salir del camino y adentrarse en un bosque. Encontrará cosas que no ha visto nunca” (Alexander Graham Bell; científico e ingeniero escocés)

Bosque
Bosque en primavera

Pasear sigilosamente por un bosque cubierto de niebla baja, acariciar la corteza de un árbol centenario, observar el crecimiento de las hojas y pararse a oler las flores son algunas de las sensaciones que nos ofrece el shinrin-yoku.

Cuando los japoneses hablan de shinrin-yoku se refieren a hacer un paseo corto por el bosque. No se trata de hacer ejercicio aeróbico ni de montañismo. Es un simple paseo donde el único requisito es tener un poco de tiempo. El objetivo es sencillo; relajarse.  Continúa leyendo “Shinrin-yoku”

El Torcal de Antequera, Tierra de Amonites

Hoy os hablaré de una excursión singular. Una salida al campo con un gran valor añadido, con hallazgos que personalmente me fascinan. Son de los que nos hacen viajar en el tiempo, un viaje de millones de años… Hoy nos vamos al paraje natural Torcal de Antequera, Andalucía.  Continúa leyendo “El Torcal de Antequera, Tierra de Amonites”

Me desnudo (como divulgador)

Os voy a ser sinceros. Este quizás será el post más íntimo hasta la fecha en el blog. De ahí el metafórico título que lo acompaña. Será sin duda un artículo bastante personal, pero he considerado interesante hablar de cómo empecé a entrar poco a poco en la comunicación científica, reflexionando a su vez sobre este proceso.

Porque, al final, entiendes que has aprendido un poco de cada proceso, y sin duda la comunicación científica me ha enseñado más de lo que esperaba. Sea la situación que fuese, no se trata más de la historia y percepciones de un servidor. Quizás sirva como análisis para entender cómo es el blog hoy en día o la propia forma de contar las historias, que aquí se cuenta. Pueda incluso servir de alguna forma para alguien que está estudiando biología, una carrera científica  o sienta cierta afinidad al tema.

Creedme que he puesto muchos ganas en hacer una entrada a la altura, esperando transmitir todo lo que quiero transmitir. Pero, empezemos por el principio, que me voy por las ramas. De hecho, repasando el post me doy cuenta de que me dejo algunas cosas en el tintero. Pero se me está haciendo un poco largo, y nunca he sido de artículos demasiado largos.

photographer-1702074_960_720
¿Qué habría sido de mí si hubiese estudiado periodismo?

Mirando un poco para atrás y con la reflexión apropiada, creo que podría haber estudiado periodismo perfectamente. Y seguro que de hecho, hubiese sido recomendable en algunos casos o según que objetivos. No creo que podría haber enfocado mi carrera al periodismo porque considere que tenga una buena capacidad para comunicar (eso es discutible y en gran parte subjetivo), sino porque siempre me ha gustado transmitir aquello que me fascina. Me gusta escribir y me gusta leer, la suma es fácil.

Sí, podría haber hecho periodismo, pero seguí también una de mis pasiones: la biología. Es por eso que, pensando en frío, la faceta periodística tenía que llamar a la puerta un día. Y es también ahora cuando recuerdo cómo me fascinaba el Punset y su forma de hablarme de las neuronas y las mitocondrias.

“¿Estas ahí, Xavi? Soy yo, tu vocación periodística”

eduardopunset
Sí, lo sé, no es científico y se nota. Pero a mí siempre me ha parecido un referente a la hora de “contar historias”. Fuente: http://www.farodevigo.es

¿Pero cúal es el detonante?

Todo empezó cuando terminé la carrera y me encontré sin tener muy claro qué directiva profesional tomar. Las ofertas laborales no son especialmente altas para mi sector ( “ejem, paro”), y más en la situación económica de los últimos años dónde la ciencia, la investigación y la conservación han sufrido grandes y terribles recortes. Y sucede que en tiempos de dificultades, tienes que reinventarte. Podríamos hacer símiles con el proceso de selección natural o la misma evolución, pero creo que seguís la línea argumentativa y qué habéis entendido el ejemplo.

Continúa leyendo “Me desnudo (como divulgador)”

Mendeley, tu compañero para gestionar artículos científicos

La primera entrada de este año es algo particular, y es que está destinada a aquella gente que necesite leer o trabajar con artículos científicos o paper, y por lo tanto, se trata de un consejo con todos aquellos en contacto con la cienciaQuizás hayas estudiado alguna carrera relacionada  o sabes de alguien que lo ha hecho. Normalmente en estos ámbitos, así como en el mundo de la investigación, es necesario leer y digerir una gran cantidad de artículos científicos. Estos suelen complejos e incluso difíciles de entender, por eso gestionarlos y tenerlo bien organizado puede ser muy relevante.

Resultat d'imatges de mendeley
Mendeley cuenta con aplicaciones para Pc, Mac, smartphones y tabletas electrónicas (imagen obtenida de https://kib.ki.se)

En este caso el consejo de hoy se trata de la gestión de artículos científicos con el programa Mendeley. Este programa se puede descargar sin coste alguno y tiene un sinfín de utilidades para trabajar con los artículos, aunque como muchos otros programas, tendrá opciones añadidas para aquellos usuarios que estén dispuestos a pagar o que puedan necesitar más.

Continúa leyendo “Mendeley, tu compañero para gestionar artículos científicos”

Por qué esto del cambio climático, en realidad, te la pela un poco.

El cambio climático no nos preocupa. Debería, por supuesto. La comunidad científica lleva ya más de dos décadas avisando de los peligros catastróficos que se ciernen sobre nosotros y algunos de ellos han empezado a notarse de forma cada año más evidente. Y, sin embargo, partidos políticos que niegan la existencia del cambio climático ganan la confianza de gran parte de la población, como hemos visto en EEUU. Y para no irnos tan lejos, en España se coloca en el poder a una formación que pone trabas a las alternativas energéticas que nos ayudarían a combatir la emisión de gases de efecto invernadero. Pero es que además estas peligrosas políticas ambientales son ninguneadas en los debates políticos, porque tampoco hay nadie que pregunte por ellas con la suficiente insistencia. Aceptémoslo: esto del cambio climático, así en general, nos la trae un poco al pairo.

Pero ¿por qué? ¿No estamos lo bastante informados? ¿Tenemos otras cosas en la cabeza? ¿Acaso tenemos un afán autodestructivo colectivo? La respuesta tiene muchos aspectos a repasar y los estudios que se han ocupado del tema han resaltado algunos de ellos.

Evolución de búsquedas de los términos cambio climático (azul) y aire acondicionado (rojo) entre 2011 y 2015. Seguro que identificáis pronto los 4 veranos del intervalo. Parece que el calor afecta gravemente a la conciencia ambiental.
Evolución de búsquedas de los términos cambio climático (azul) y aire acondicionado (rojo) entre 2011 y 2015. Seguro que identificáis pronto los 4 veranos del intervalo. Parece que el calor afecta gravemente a la conciencia ambiental.

Lo que le pasa a los demás

Un estudio en Reino Unido recogió la opinión de los ingleses sobre el cambio climático. En concreto, se quería evaluar el conocimiento que se tenía de este fenómeno y si los encuestados sentían que tenían poder para influir sobre él. Se preguntó también si consideraban que el cambio climático era un problema que les fuera afectar directamente o, por el contrario, no lo acabarían notando. Había, sin embargo, dos grupos entre los habitantes encuestados: los que habían sufrido de cerca una inundación estacional, y los que no.

Es cierto que las inundaciones no se pueden atribuir directamente al cambio climático como causa única, pero diversos modelos han predicho el aumento de estos fenómenos con la elevación de las temperaturas y, ciertamente, son cada vez más comunes es países con la climatología del Reino Unido. Así pues, se quería saber cómo percibían el cambio climático aquellos que habían sido directamente afectados por él, respecto a aquellos que no lo habían sufrido, al menos conscientemente.

Y ¿Qué creéis que pasó? Pues que las personas que habían sufrido inundaciones en sus propias carnes estaban más dispuestas a aceptar la existencia del fenómeno del cambio climático, y también a aceptar que este les podía afectar directamente. No solo eso, sino que también consideraban que ellos tenían poder para influir sobre el cambio climático, de forma negativa o positiva. La investigación concluía que aquellos que habían padecido una inundación incluso estaban más dispuestos a cambiar sus hábitos a unos más respetuosos con el medio ambiente.

La imagen típica del cambio climático. Muy bonita y dramática, pero difícil de relacionar con el clima y fauna mediterránea.
La imagen típica del cambio climático. Muy bonita y dramática, pero difícil de relacionar con el clima y fauna mediterránea.

Continúa leyendo “Por qué esto del cambio climático, en realidad, te la pela un poco.”

Cuando la lluvia nos supera. La defensa oculta de Barcelona.

Ya estamos metidos de lleno en otoño (aunque este año está costando lo suyo), y como cada otoño las lluvias nos han cogido desprevenidos, han colapsado pueblos y ciudades de Cataluña e incluso hemos tenido que lamentar pérdidas humanas. ¿Tan obtusos somos para que nos sorprenda cada año un fenómeno tan cotidiano como la lluvia? ¿Es que no estamos preparados ni para algo tan banal? … Continúa leyendo Cuando la lluvia nos supera. La defensa oculta de Barcelona.