Las dos culturas: No eres de ciencias. No eres de letras. Te han mentido.

Pasado este caluroso verano, millones de estudiantes comenzarán el nuevo año, después de tomar una dificil decisión. Muchos de ellos harán el primer curso de su bachillerato, lo que quiere decir que hace no mucho tuvieron que decidir si querían estudiar un bachillerato de ciencias o de letras, algo que definirá el resto de sus carreras. Pobres de estos estudiantes, porque en esta decisión binaria … Continúa leyendo Las dos culturas: No eres de ciencias. No eres de letras. Te han mentido.

La Casa del Agua de Trinitat Vella y la historia de la ciudad siempre sedienta.

¿Que necesitamos para construir un pueblo, una ciudad, una civilización? Mano de obra, materiales de construcción, el conocimiento para ponerlo todo en marcha, etc. Pero hay una cosa mucho más importante, algo de lo que ya hemos hablado alguna vez en este blog, y que damos por sentado: El agua. Quizás creáis que es algo obvio pero a menudo subestimamos como el acceso al agua … Continúa leyendo La Casa del Agua de Trinitat Vella y la historia de la ciudad siempre sedienta.

Las ciudades que mataban a sus ciudadanos.

Si echamos la vista 150 años atrás para contemplar cómo eran nuestras ciudades, es muy probable que pronto empecemos a estremecernos cuando nos expliquen cómo era vivir en una ciudad sin cloacas, donde la gente convivía con todos los desechos y que hoy viajan bajo tierra, sin ser plenamente conscientes de cómo esto afectaba a su salud y la de sus seres queridos. Desde la … Continúa leyendo Las ciudades que mataban a sus ciudadanos.

La esperanza de las abejas: El Urbanismo

Seguro que a estas alturas ya os habéis enterado de que las abejas del mundo están desapareciendo, y también de que esto será un gran problema para los ecosistemas de todo el planeta, incluidos aquellos que necesitamos para subsistir como sociedad. Quizás incluso os hayan explicado que la expansión de las ciudades tiene gran parte de culpa en todo este asunto. Pues hoy os vengo a explicar que las ciudades y sus ciudadanos pueden ser la gran esperanza de las abejas.

Hace un tiempo nuestra compañera Maria Blasi nos explicaba con detalle el problema de la desaparición de las abejas en un post interesantísimo y que os recomiendo. De este post, y con el permiso de mi compañera, rescataré unos cuantos conceptos que nos serán muy útiles para entender lo que pasa en las ciudades con las abejas:

  • Hay muchas especies de abejas diferentes, y muchas de ellas tienen comportamientos distintos.
  • Hay abejas que viven en comunidad y otras que son solitarias, así que no todas viven en colmenas ni forman sociedades.
  • Las abejas pueden vivir en colmenas, pero también en agujeros en el suelo, o en cavidades de cualquier tipo. A menudo suelen aprovechar las madrigueras que han hecho otros animales.
  • Algunas abejas son muy tiquismiquis a la hora de polinizar y prefieren un tipo de flor determinado, mientras que otras son generalistas, o sea que recogerán el néctar de cualquier flor que lo permita.

Todas estas especies de abejas las podéis encontrar en un paseo campestre de domingo, pero ¿Qué pasa en la ciudad? ¿Hay abejas urbanitas? eso mismo se plantearon los investigadores de los artículos que citaremos hoy. Con tanta abeja diferente, a alguna le tiene que gustar la ciudad ¿no?

Pues según los experimentos realizados en Nueva York en 2013 parecía que estaba claro que, al adentrarnos a na ciudad desde su periféria, a medida que aumentaba el nivel de urbanización, menos abejas íbamos a encontrar. O sea que, en la ciudad, ni abejas ni tomates que sepan a tomate.

Pero unos años después, en Chicago, EE.UU., y en Poznán, Polonia, dos equipos de investigadores repitieron estos experimentos con el objetivo de desmentir estas afirmaciones. Lo hicieron con metodologías muy parecidas, recogiendo muestras en diversos sitios de la ciudad, con diferentes grados de urbanización y densidad de habitantes. Y en cada uno de estos puntos hicieron capturas de abejas anotando siempre la especie recogida.

También se tuvo en cuenta la diversidad de plantas en cada área y las características de estas, puesto que en una ciudad puedes encontrar plantas autóctonas pero también algunas que vengan de la otra punta del mundo.

 

 

Mapa de estudi de Chicago. El degradado en gris representa la densidad de población y los puntos negros los contajes de abejas. En la imagen ya se aprecia lo que los aálisis estadísticos confirmaron: A més densidad de pobñación, más capturas de abejas.
Mapa de estudi de Chicago. El degradado en gris representa la densidad de población y el grosor de los puntos negros los contajes de abejas. En la imagen ya se aprecia lo que los análisis estadísticos confirmaron: A más densidad de población, más capturas de abejas.

Continúa leyendo “La esperanza de las abejas: El Urbanismo”

Por qué esto del cambio climático, en realidad, te la pela un poco.

El cambio climático no nos preocupa. Debería, por supuesto. La comunidad científica lleva ya más de dos décadas avisando de los peligros catastróficos que se ciernen sobre nosotros y algunos de ellos han empezado a notarse de forma cada año más evidente. Y, sin embargo, partidos políticos que niegan la existencia del cambio climático ganan la confianza de gran parte de la población, como hemos visto en EEUU. Y para no irnos tan lejos, en España se coloca en el poder a una formación que pone trabas a las alternativas energéticas que nos ayudarían a combatir la emisión de gases de efecto invernadero. Pero es que además estas peligrosas políticas ambientales son ninguneadas en los debates políticos, porque tampoco hay nadie que pregunte por ellas con la suficiente insistencia. Aceptémoslo: esto del cambio climático, así en general, nos la trae un poco al pairo.

Pero ¿por qué? ¿No estamos lo bastante informados? ¿Tenemos otras cosas en la cabeza? ¿Acaso tenemos un afán autodestructivo colectivo? La respuesta tiene muchos aspectos a repasar y los estudios que se han ocupado del tema han resaltado algunos de ellos.

Evolución de búsquedas de los términos cambio climático (azul) y aire acondicionado (rojo) entre 2011 y 2015. Seguro que identificáis pronto los 4 veranos del intervalo. Parece que el calor afecta gravemente a la conciencia ambiental.
Evolución de búsquedas de los términos cambio climático (azul) y aire acondicionado (rojo) entre 2011 y 2015. Seguro que identificáis pronto los 4 veranos del intervalo. Parece que el calor afecta gravemente a la conciencia ambiental.

Lo que le pasa a los demás

Un estudio en Reino Unido recogió la opinión de los ingleses sobre el cambio climático. En concreto, se quería evaluar el conocimiento que se tenía de este fenómeno y si los encuestados sentían que tenían poder para influir sobre él. Se preguntó también si consideraban que el cambio climático era un problema que les fuera afectar directamente o, por el contrario, no lo acabarían notando. Había, sin embargo, dos grupos entre los habitantes encuestados: los que habían sufrido de cerca una inundación estacional, y los que no.

Es cierto que las inundaciones no se pueden atribuir directamente al cambio climático como causa única, pero diversos modelos han predicho el aumento de estos fenómenos con la elevación de las temperaturas y, ciertamente, son cada vez más comunes es países con la climatología del Reino Unido. Así pues, se quería saber cómo percibían el cambio climático aquellos que habían sido directamente afectados por él, respecto a aquellos que no lo habían sufrido, al menos conscientemente.

Y ¿Qué creéis que pasó? Pues que las personas que habían sufrido inundaciones en sus propias carnes estaban más dispuestas a aceptar la existencia del fenómeno del cambio climático, y también a aceptar que este les podía afectar directamente. No solo eso, sino que también consideraban que ellos tenían poder para influir sobre el cambio climático, de forma negativa o positiva. La investigación concluía que aquellos que habían padecido una inundación incluso estaban más dispuestos a cambiar sus hábitos a unos más respetuosos con el medio ambiente.

La imagen típica del cambio climático. Muy bonita y dramática, pero difícil de relacionar con el clima y fauna mediterránea.
La imagen típica del cambio climático. Muy bonita y dramática, pero difícil de relacionar con el clima y fauna mediterránea.

Continúa leyendo “Por qué esto del cambio climático, en realidad, te la pela un poco.”

Cuando la lluvia nos supera. La defensa oculta de Barcelona.

Ya estamos metidos de lleno en otoño (aunque este año está costando lo suyo), y como cada otoño las lluvias nos han cogido desprevenidos, han colapsado pueblos y ciudades de Cataluña e incluso hemos tenido que lamentar pérdidas humanas. ¿Tan obtusos somos para que nos sorprenda cada año un fenómeno tan cotidiano como la lluvia? ¿Es que no estamos preparados ni para algo tan banal? … Continúa leyendo Cuando la lluvia nos supera. La defensa oculta de Barcelona.

Los demonios de un Educador Ambiental.

Quizás aquellos que se dedican a la educación ambiental, o a la enseñanza en cualquiera de sus formas, puedan recordar algún momento durante sus clases en el que pensaran “¿Hago bien enseñando esto?”. Yo, desde luego, lo he pensado más de una vez.

Educación ambiental en un clima neoliberal

La educación ambiental ha sido durante años un baluarte de defensa del medio natural. Para aquellos que no estén familiarizados con este mundo, debéis saber que la educación ambiental no pretende defender solo la naturaleza, pues durante los últimos años el término “ambiente” se ha extendido y actualmente abarca todo el entorno que nos rodea. Así pues, el libro de la Educación Ambiental, si es que existe tal cosa, se ha ido ampliando con capítulos como la ecología urbana, el consumo responsable, la apreciación del patrimonio cultural, la salud en las relaciones interpersonales y todos aquellos aspectos que tengan que ver con cómo interactuamos con nuestro medio de una forma positiva. Unas enseñanzas, no me negareis, muy valiosas y que tienen poco protagonismo en el currículo oficial de enseñanza. Esta educación forma parte de la llamada “educación no formal”, la que no entra en el temario de las escuelas, aunque el objetivo final es que acabe siendo integrada dada su gran importancia para el desarrollo de los ciudadanos.

Pero esta educación ambiental ha crecido y se ha desarrollado en el entorno del siglo XX, que ha estado marcado, especialmente en el hemisferio norte occidental, por políticas neoliberales propias de un sistema capitalista. Estas políticas han sido indiscutiblemente destructivas para los ecosistemas naturales y las especies que las habitan, han arrasado también cuando convenía con nuestro patrimonio cultural y, por supuesto, también han afectado a la forma de relacionarnos unos con otros. Todo ello para asegurar el crecimiento de la sociedad que, no olvidemos, nos ha permitido llevar el tren de vida actual, tener nuestras necesidades básicas cubiertas e incluso poder debatir sobre ellas a tiempo real en internet. Al menos a algunos de nosotros.

La educación ambiental también se ha adaptado a este medio neoliberal, en parte, para poder sobrevivir y mantenerse lo más cerca posible de los currículos oficiales. Así, por ejemplo, en las escuelas ya se imparten lecciones sobre gestión de residuos desde la más tierna infancia. Seguro que os suenan las 3 R’s: Reciclar, Reducir y Reutilizar. Sin embargo, la R protagonista de la gran mayoría de actividades y talleres dirigidos para cualquier edad es la tercera: Reciclar. Desde el punto de vista de la relación óptima con el entorno, tiene mucho más sentido frenar nuestro consumo, especialmente el de envases, y también alargar la vida de los productos que creamos, pero las otras dos R’s están enfrentadas con el principio básico de los sistemas liberales: el crecimiento continuo de los Mercados y, por lo tanto, el crecimiento continuo del consumo.

Una pequeña experiencia para ilustrar el caso. (Google)
Una pequeña experiencia para ilustrar el caso. (Google)

Continúa leyendo “Los demonios de un Educador Ambiental.”

Divulgación con la imagen: 3 gráficos que cambiaron el mundo

Hoy quiero hablaros de un tema al que recientemente le he dedicado mucho tiempo:la comunicación gráfica. Me gustaría que pensarais en todos aquellos documentos que se hacen “virales” y que se repiten en nuestras redes sociales. ¿Cuántos de ellos son textos? ¿Cuántos son solo audios? ¿porque todo el mundo comparte la misma imagen? Los humanos somos animales visuales. La mayor parte de la información que recibimos … Continúa leyendo Divulgación con la imagen: 3 gráficos que cambiaron el mundo

Totemización en la gestión de recursos naturales o ¿que tiene la ballena que no tenga el gorrión?

¿Os habéis preguntado alguna vez por qué existen las vacas sagradas, por qué estampamos lobos en las camisetas o por qué cuando dices que los gatos no tienen alma alguien con los brazos llenos de arañazos se ofende mucho? Pues por un proceso llamado totemización.

Un tótem es un elemento al que se venera y al que se atribuyen características positivas. Las personas se identifican con ese tótem, llevan a cabo rituales para defenderlo u honrarlo y sienten los ataques al tótem como ataques a ellos mismos. La humanidad ha totemizado multitud de cosas a lo largo de la historia y lo sigue haciendo. Y si queréis un claro ejemplo de ello, podemos observar una de las polémicas en gestión de recursos más estudiadas durante el siglo XX: la caza de ballenas.

Escultura de bronce representando a una ballena franca. Cockle Creek, Tasmania. Fuente: Wikipedia.

Continúa leyendo “Totemización en la gestión de recursos naturales o ¿que tiene la ballena que no tenga el gorrión?”