¿Competencia o cooperación?

Existe la creencia de que la evolución sólo se basa en la competencia entre organismos, este distorsionado punto de vista ha sido fuertemente adquirido por una malinterpretación del darwinismo. Esta teoría se ha arraigado en la mayoría de las sociedades actuales, éstas se fundamentan en competir unos contra los otros y dominar la naturaleza. Hemos basado la economía, la política y la sociedad desde la revolución industrial en “la selección natural”: esta ley asume que nuestra vida es una perpetua lucha con nuestros congéneres, y que las injusticias y desequilibrios sociales son una consecuencia necesaria e irremediable. Pero como afirmó Lynn Margulis: “la selección natural elimina i tal vez mantiene, pero no crea”. De este modo, cada vez se hace más evidente que no sólo la competitividad no prima en la naturaleza, sino que nuestra vida en la Tierra es absolutamente incompatible con esta visión.

Continúa leyendo “¿Competencia o cooperación?”
Anuncios

Un flujo de hormonas llamado amor

El artículo de esta semana tratará sobre uno de los temas más repetidos y debatidos en el mundo de la literatura, cine y uno de los sentimientos más importantes en nuestras vidas, el amor. Actualmente, en la sociedad posmoderna, el amor está lleno de complejidades. El sentimiento amoroso existente en el vínculo de pareja se considera como un tipo complejo de relación, conectado con estados de ánimo, positivos y plenos, pero también, como un sentimiento efímero, conflictivo y egoísta. Se acompaña además de momentos de felicidad y crecimiento de la autoestima cuando el amor es correspondido; aunque el amor, en definitiva, es una ambivalencia continua. Obviando los factores culturales y sociales que definen el amor, éste es un factor determinante a nivel biológico-evolutivo y psicológico. Por este motivo, en este artículo explicaremos las fases y los procesos más importantes de este sentimiento de la mano de la bioquímica.

Continúa leyendo “Un flujo de hormonas llamado amor”

Hakuna matata: ¡vive y sé feliz!

En el artículo de esta semana no os hablaré de ningún tema estrictamente biológico pero con connotaciones de éste tipo, en resumen os explicaré una de las experiencias más gratificantes que he tenido.

Continúa leyendo “Hakuna matata: ¡vive y sé feliz!”

Epigenética: finalmente Lamarck tenia razón!

Es comúnmente conocido que los genes que heredamos de nuestros padres determinan, por ejemplo, nuestro color de ojos o si padeceremos daltonismo. Pero, desde hace unos sesenta años, los estudios en este campo han demostrado que los genes no son el único factor en la herencia.

Continúa leyendo “Epigenética: finalmente Lamarck tenia razón!”

¡Tener memoria de pez es un cumplido!

Los humanos siempre hemos pretendido demostrar que nuestra inteligencia es muy distinta a la de otros animales y durante años los científicos han insistido en que éramos los únicos capaces de fabricar herramientas. ¿Pero es así?

Continúa leyendo “¡Tener memoria de pez es un cumplido!”

XX vs XY ¡Cuestión de hormonas! Parte II: Cerebro femenino

La base de todas nuestras actitudes y comportamientos radica en nuestros cerebros. Como ya vimos en la Parte I: Cerebro masculino, los cerebros entre los diferentes sexos no son muy diversos. Las hormonas en este sentido tienen un gran papel porque son las responsables de las sutiles diferencias neurológicas que marcan nuestros impulsos, afectan a nuestra percepción del mundo y a la forma de relacionarnos con él.

En el artículo de hoy hablaré sobre la estructuración del cerebro femenino, desde que nace hasta su madurez, la importancia de los estrógenos en el desarrollo de la configuración neural, los comportamientos femeninos fruto de esta configuración y finalizaré con unas pinceladas del futuro que queda por desenmascarar de la mano de la neurociencia. Continúa leyendo “XX vs XY ¡Cuestión de hormonas! Parte II: Cerebro femenino”

XX vs. XY. ¡Cuestión de hormonas! Parte I: Cerebro masculino

El cerebro humano, es uno de los órganos más complejos y desconocidos de este ser. Las ínfimas diferencias en las estructuras neuronales de éstos son las que marcan junto a otros factores todo el abanico de patrones de conductas del ser humano.  Pese a que cada estructura cerebral es única, existen pequeños rasgos funcionales que diferencian el cerebro masculino del femenino y que otorgan diferentes comportamientos y reacciones ante una situación similar. No obstante, respecto a la morfología, no se pueden destacar diferencias entre el cerebro de ambos géneros como bien demostró el ginecólogo Marek Glezerman. A parte de estos patrones codificados genéticamente durante millones de años de evolución, el ambiente también tiene un papel fundamental en el modelaje del cerebro.

Continúa leyendo “XX vs. XY. ¡Cuestión de hormonas! Parte I: Cerebro masculino”