Un paraíso, ¿contaminado?

Vietnam y Camboya son dos países repletos de cultura, aventuras y misterios, que esconden asombrosos y maravillosos parajes que merece la pena visitar por lo menos alguna vez en la vida. Pero detrás de estos paradisíacos parajes existe en algunas ciudades un gran despliegue económico y un elevado ritmo de construcción e industrialización que están teniendo un impacto muy negativo en el entorno, que se traduce en la contaminación del agua, el suelo y el aire.

La contaminación en Vietnam y Camboya, así como en otros países de Asia, tiene consecuencias graves para el medio ambiente, y por lo tanto afectan al cambio climático. Además, es causa de algunas enfermedades como el cólera, el tifus, la diarrea o numerosas afecciones de la piel.

¿Te has preguntado alguna vez cuál es el lugar más bonito que has visto nunca? 

Estando en Vietnam, concretamente en Ninh Binh, una pequeña población situada al norte, obtuve mi respuesta a la pregunta y descubrí el que posiblemente sea el lugar más bonito que he visto nunca: Trang An. Considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2014, este paraíso, surcado por un río y rodeado de cientos de pequeñas islas y cuevas, es uno de los entornos naturales más espectaculares que hay en Vietnam. 

Trang An nos muestra un espectacular paisaje, formado por islas escarpadas de roca caliza, que se sumergen en un agua azul que recorre, como si fuese una serpiente, templos, pagodas y arrozales.

Este hermoso paraje natural, formado por ríos y canales, solo se puede atravesar en los botes de las mujeres de la zona. Las guías manejan la embarcación de manera sorprendente, y durante la ruta, se van introduciendo en cuevas y túneles, creados por la erosión del agua. 

Guía navegando por los canales de Trang An.
Entrada a una cueva kárstica en uno de los islotes de Trang An.

En algunas de estas cuevas, las barcas entran casi rozando los techos, y se forma una oscuridad absoluta que se va aclarando poco a poco. En el interior se pueden observar estalactitas y estalagmitas de gran tamaño, que llevan multitud de años formándose y que aún continúan su proceso.

Aguas azules con nenúfares de Trang An. Se observa una gran biodiversidad de flora.

Desde el punto de vista ecológico, toda la zona está protegida: las visitas a los templos y la ruta por las cuevas están supervisadas para no dañar el medio natural. 

Un dato curioso de Trang An es que fue uno de los escenarios donde se filmaron partes de la película “Kong: la Isla Calavera”. 

En estas fotos, publicadas en una revista de Vietnam, se puede ver el modelo de avión de la película y una aldea tribal con unas 40 casas con la decoración de la película.

Desplazándonos hacia el nordeste de Vietnam encontramos la bahía de Ha-Long, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994 y una de las siete maravillas naturales del mundo desde 2011. Es conocida por sus aguas azules, sus figuras kársticas y sus centenares de islas e islotes de diversas formas y tamaños. 

Vista de la bahía de Ha-Long.

En la mitología vietnamita, la formación de esta maravilla natural es explicada por una mágica leyenda que nos cuenta como el emperador Jade, para hacer frente a la invasión marítima china, que se disponía a conquistar el norte de Vietnam por el golfo de Tonkín, envió a una familia de dragones con el fin de proteger el territorio. Los dragones escupieron joyas y jade, que se convirtieron en las islas de la bahía, las cuales se unieron y formaron una gran muralla. El bello paisaje hizo que los dragones se quedasen allí a vivir, dándole al lugar el nombre de bahía de Ha-Long, que quiere decir literalmente “bahía de los descendientes del dragón”.

Este paisaje marino está formado por aproximadamente 1.600 islas e islotes de roca kárstica, que salen como pilares cubiertos de plantas tropicales, de un agua esmeralda. Los islotes cuentan con impresionantes grutas y cuevas de karst, que son una prueba viviente de los millones años de formación de la Tierra. Presenta un gran valor debido a su elevada concentración de biodiversidad, cultura e historia.

El archipiélago se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos de Vietnam, y su exploración se realiza a bordo de los barcos que surcan sus aguas. Una vez en la bahía, se pueden hacer excursiones en kayak, adentrarse en las impresionantes cuevas, pasear por las playas de arena blanca y hasta visitar las granjas de perlas. 

Granja de perlas flotante situada en las aguas de la bahía de Ha-Long.

Cultivar perlas es una de las tradiciones de la bahía de Ha-Long desde hace mucho tiempo. La granja de perlas de Tung Sau ofrece una explicación de todo el proceso de creación de perlas, así como de los tipos de ostras que se cultivan. 

Ostra con una perla elaborada en la granja de perlas de la Bahía de Ha-Long.

No muy lejos de Trang An y la bahía de Ha-Long, descubrí Sa Pa, una localidad situada al noroeste de Vietnam, en la provincia de Lao Cai. Aquí habitan diversos grupos étnicos, como los Hmong, los Zai y los Yao. Las laderas de las montañas que rodean esta ciudad están formadas por terrazas de arroz que les dan una forma única, diferente. 

Montañas y campos de arroz de Sa Pa.

Al igual que en la bahía de Ha-Long, una leyenda nos cuenta la creación de Sa Pa y de las montañas que la rodean. Esta historia cuenta que un hada llamada Âu Cơvivía aterrorizada en las montañas por culpa de un monstruo. Con la intención de huir del monstruo, el hada se convirtió en una grulla. Lào Cai,un poderoso dragón, vió que el hada estaba en peligro y la salvó. Ambos se enamoraron y se casaron, y asíengendraron 100 huevos, conocidos como Bách Việt,los ancestros de los vietnamitas.

Los Hmong y los Yao son las etnias más antiguas conocidas en Sa Pa, aunque existen una serie de petroglifos (símbolos grabados en rocas), que nos hablan de la posible existencia de alguna tribu más antigua, aún no descubierta.

La llegada del turismo ha hecho que los habitantes de las aldeas próximas a Sa Pa, que han vivido toda la vida del arroz y la cría de algunos animales, se acerquen a la ciudad a vender artesanía (collares, pulseras, pendientes, ropa, etc.) y comida, y se ofrezcan como guías para visitar sus montañas. 

Mujer guía de la tribu Hmong durante una excursión por las montañas de Sa Pa.

A pleno sol o tapada por una bruma característica, Sa Pa es un lugar lleno de vida que hay que visitar, sobretodo si te lo muestra Mamamau, una miembro de los Hmong que nos hizo formar parte a mis compañeras de viaje y a mi, miembros de su tribu por unos días.

De Vietnam nos trasladamos a la selva camboyana, donde se alza una de las grandes maravillas del mundo: los templos de Angkor. Actualmente solo quedan las ruinas de lo que fue aquella ciudad, capital del imperio khmer. Esta ciudad ocupaba alrededor de 400 km2y actualmente alberga las ruinas de más de 35 templos, entre ellos los más conocidos: Angkor Wat, Bayon y Ta Prohm.El imperio khmer se consolidó en el año 802 y duró hasta el año 1432. El hinduismo, que era la creencia principal, se enriqueció con el budismo, religión procedente de la Índia. Jayavarman II unificó el imperio khmer e hizo construir un santuario que simbolizara el monte Meru, que es una montaña mítica considerada sagrada en varias culturas del sur de Asia y en varias religiones, como el hinduismo, el budismo y el yainismo. De este modo, poco a poco, a lo largo de los siglos y de los diferentes sucesores de Jayavarman II, se construyeron los templos de Angkor. Con el paso de los años, el imperio pasó desapercibido y olvidado en la selva, habitado únicamente por los monjes y peregrinos que frecuentaban Angkow Wat. En 1860, el explorador francés Henri Mouhot redescubrió los templos y escribió su famoso libro llamadoViaje a los reinos de Siam, Camboya y Laos, que desató la curiosidad de los turistas hacia esa tierra perdida.

Angkor Wat

Angkor Wat, el templo más grande y espectacular de todos, construido en el año 1113, ocupa alrededor de un kilómetro cuadrado. Es un espectáculo ver el rojo amanecer por detrás de estas piedras esculpidas, mientras se refleja toda la cautivante imagen en las aguas del foso que rodea el templo.

Bayon

Otro de los templos más impresionantes de Angkor es el templo de Bayon, conocido también como el templo de las caras. Está situado exactamente en el centro de la ciudad. Cuando lo ves desde lejos parecen montañas de rocas amorfas, pero a medida que te acercas se convierte en una de las imágenes más bonitas de toda la ciudad perdida. En el templo de Bayon se ven reflejadas 200 sonrisas dibujadas en piedra, que te observan allá donde estés. 

Bayon

Ta Prohm

Conocido también como el templo de las raíces, es un perfecto símbolo de la interacción entre el hombre y la selva. Este templo está colonizado por las raíces de unos gigantescos árboles llamados spung (Tetrameles nudiflora), también llamados comúnmente las higueras de las ruinas. Las raíces y los troncos de estos árboles se alzan entre las ruinas, convirtiéndose en rascacielos arbóreos que tapan los restos de templo que quedan.

Ta Prohm

Los camboyanos a veces se refieren a este templo como el de Angelina Jolie, ya que fue uno de los lugares donde se rodó la película Lara Croft: Tomb Raider.

Todo Angkor está sumergido en la naturaleza, en la selva. Los monzones bañan los templos y alimentan la gran biodiversidad de animales y plantas que habitan en la zona. Uno de los animales más conocidos en Angkor son los monos, que te observan allá donde vayas, en cada templo.  

Otra de las películas inspiradas en estos templos y en los monos que viven en ellos es el Libro de la Selva. En esta película de Disney, el rey de los monos, Louie, vive en la ciudad perdida con sus súbditos y cantando la famosa canción de jazz “Quiero ser como tú” (“I wanna be like you”), donde nos cuenta que quiere quitarle el fuego a Mowgli, comer papayas y bananos y hacer lo que quiera todo el tiempo. 

Y es que, efectivamente, el reino de Louie es una realidad: ¡Angkor ha sido y sigue siendo la ciudad de los monos!

Monos jugando en uno de los templos de Angkor.

Viajar es vivir, es conocer cada rincón, dejarte envolver e hipnotizar por la magia del lugar. Pero, ¿todo es tan bonito como parece? La respuesta es no. 

Todos los parajes naturales nombrados anteriormente se están viendo afectados poco a poco por el rápido crecimiento económico y urbanístico, y por los cambios de vida que se derivan de ello. Durante las últimas décadas el impacto en el entorno natural se ha hecho evidente, sobre todo en los elevados niveles de contaminación del agua, aire y suelo. 

Contaminación del agua

Una de las razones de la contaminación del agua en Vietnam y Camboya es que muchas empresas no pueden gestionar los residuos, de modo que todos los desechos terminan vertiéndose en el mar o en ríos y arroyos, dos de las principales fuentes de agua. El saneamiento inadecuado y la falta de tratamiento contribuyen a la escasa higiene y a la transmisión de enfermedades. Especialmente en áreas remotas, las personas contraen enfermedades como la diarrea o el cólera, o afecciones cutáneas por el uso de agua contaminada. 

Muchos países de Asia se enfrentan a problemas de escasez y contaminación del agua debido al incremento de la población y al aumento del nivel del mar. Gran parte del agua subterránea está contaminada con arsénico inorgánico y manganeso, que son los contaminantes elementales más extendidos del agua potable en todo el mundo. Esta contaminación por arsénico y manganeso se puede deber a muchos factores, que van desde acuíferos en condiciones oxidantes y pH alto, hasta procesos relacionados con actividades mineras i depósitos minerales, o procesos antropogénicos (actividad industrial, asentamientos urbanos, actividad agropecuaria, etc.). Sin embargo, la mayoría de los acuíferos con elevadas concentraciones de arsénico tienen origen en procesos geológicos naturales. El agua también puede estar contaminada de desechos humanos e industriales, como los antibióticos o plásticos.

Contaminación por plásticos en un río de Camboya. Fuente: La Sexta.

Contaminación del aire

La contaminación atmosférica es uno de los principales factores de riesgo para la salud ambiental mundial. Esta contaminación es muy importante en Asia y el océano Pacífico, ya que en Asia hay grandes extensiones de aire contaminado que causa enfermedades respiratorias crónicas, cardíacas y cáncer de pulmón. Las fuentes principales de contaminación del aire son la quema de carbón doméstica, la quema de combustibles fósiles, principalmente del transporte, los procesos industriales y el uso de algunos productos como pinturas y disolventes. La contaminación del aire también puede ser causada por fuentes naturales, como tormentas de polvo o emisiones de compuestos orgánicos de la vegetación.  En Vietnam y Camboya hay muchos vehículos, sobre todo motos. En algunas ciudades como Hanoi o Ho Chi Minh hay un exceso de vehículos cuyas emisiones corrompen el aire. 

Contaminación en Hanoi, capital de Vietnam. Fuente: Asia News.

Contaminación del suelo

La contaminación ambiental por plásticos y otros residuos influye negativamente en la salud de las personas y también en la agricultura, actividad en la cual se basa el modelo de desarrollo de algunos países asiáticos como Vietnam. 

La calidad del suelo en muchas áreas urbanas es pésima, debido a los desechos y a la basura proveniente de la industria, la construcción, los hogares y los vertederos de residuos.

Durante este viaje visité Sihanoukville, la capital de la provincia suroccidental de Preah Sihanouk, Camboya. Jamás me hubiese podido imaginar una ciudad tan contaminada, con montones de basura esparcidos por toda la ciudad, por cada calle, emitiendo un olor desagradable incluso dentro de las viviendas. Según las autoridades, Sihanoukville ha sufrido un desarrollo costero rápido y masivo, impulsado por China, lo que sumado a la escasa concienciación de los ciudadanos, ha hecho que se convierta en una ciudad basura. Pero a parte de esto, existen otros motivos que hacen que la ciudad se llene de porquería, como por ejemplo el hecho de que, desde hace unos meses, los recolectores de basura hayan abandonado su trabajo debido al reducido salario que reciben

Contaminación por plásticos y residuos orgánicos en las calles de Sihanoukville. Así se ven las calles de la ciudad, repletas de basura, y entre ella los ciudadanos intentando sobrevivir.
En la foto se puede observar una gran cantidad de plásticos y desechos humanos en una de las playas de Sihanoukville. 

En la foto se puede observar una gran cantidad de plásticos y desechos humanos en una de las playas de Sihanoukville. 

En 2018, en el Foro del Asia Oriental, integrado por 18 naciones (Australia, Myanmar, Brunei, Camboya, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Filipinas, India, Indonesia, Japón, Laos, Malasia, Nueva Zelanda, Rusia, Singapur, Tailandia y Vietnam), se acordó combatir la contaminación de plástico en los mares y océanos, así como promocionar el reciclado de residuos, realizar campañas de concienciación de la población y buscar materiales de uso sostenible. De estos países, China, Filipinas, Indonesia, Tailandia y Vietnam son los responsables del 60% de los plásticos que se vierten cada año a los océanos.

Asimismo, los países que forman la ASEAN (Asociación de Naciones del Sureste Asiático), integrada en la actualidad 10 países de la región (Vietnam, Camboya, Malasia, Indonesia, Brunéi, Laos, Birmania, Singapur, Tailandia y Filipinas), se comprometieron a “reducir significativamente los desechos marinos” producidos en sus territorios. Pero no se disponen de bastantes medios y herramientas para poder realizar un seguimiento efectivo de dicho compromiso y menos aún para exigir que se cumpla.

Durante mi estancia en la ciudad de Sihanoukville, algunos de los residentes hablaban sobre unos contenedores de basura que habían venido de países norteamericanos. Y es que efectivamente, en julio de este año, siete decenas de contenedores de basura y residuos plásticos procedentes de Estados Unidos y Canadá llegaron a la ciudad, etiquetados como productos reciclables. Lo que suman un total de 1.600 toneladas de basura.

Contenedores descubiertos en el puerto de Sihanoukville en julio de 2019. Fuente: actualidad.rt

“Los desechos plásticos se importaron ilegalmente a Camboya con el uso de documentos inexactos que dicen que los contenedores contenían ‘productos reciclables’ en lugar de ‘desechos'”, aseguró Neth Pheaktra, portavoz del ministerio, para The Phnom Penh Post.

Camboya, al igual que Filipinas, Indonesia y Malasia, rechaza aceptar basura de otros países. En Junio, por ejemplo, las autoridades de indonesia devolvieron 210 toneladas de residuos a Australia. En Mayo, Malasia devolvió residuos plásticos no reciclables a paises como Estados Unidos, Japón y Reino Unido. Miles de toneladas de basura, de plásticos, son transportados cada año a naciones pobres, sin recursos, con un sistema de reciclaje deficiente. Ni camboya ni ningún país deberian ser vertederos de basura

Los bellos parajes naturales de Vietnam y Camboya, como tantos otros, se van deteriorando poco a poco, o rápidamente, como ocurre con la selva amazónica, que se va reduciendo a cenizas, a la espera de que el mundo, nosotros, nos involucremos más en la protección del medio ambiente y de los recursos naturales. 

Fotos realizadas por: Virginia Izquierdo, Edurne Barragan, Elena Fernández y Clàudia de Val

Anuncios

¿Tienes algo que decir? Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s