¿Qué tienen en común tu pintalabios, tu champú y tu helado? Todos contienen aceite de palma.

El aceite de palma es el aceite vegetal más consumido del planeta: lo encontramos en la mitad de los productos envasados que se venden en los supermercados. A pesar de ser un aceite versátil y eficiente, su rápida expansión amenaza algunos de los hábitats más importantes del planeta y tiene graves consecuencias sociales.

En los últimos meses, la polémica del aceite de palma en relación a la salud ha sido un tema recurrente en los medios de comunicación. En este post queremos profundizar sobre algunas de las problemáticas relacionadas con este aceite, des de una perspectiva tanto de salud, como ambiental y social.

¿A qué se debe el éxito del aceite de palma?

“Los mayores países consumidores de aceite de palma son: China, India, Indonesia y la Unión Europea.”

(European Palm Oil Alliance, 2016)

El aceite de palma es un tipo de aceite vegetal comestible que procede de la palmera Elaeis guineensis. Originaria de África del Oeste y Sud América, su creciente demanda ha hecho que las plantaciones se hayan extendido a otros países con climas tropicales, aunque la gran mayoría de producciones y exportaciones mundiales proceden actualmente de Indonesia y Malasia.

global-palm-oil-production-copy-e1499633181704.jpg
(Fuente: Palm Oil Investigations, 2017)

Su rápida expansión se debe básicamente a dos factores: su versatilidad y productividad. El aceite de palma presenta unas calidades muy útiles en alimentación (se mantiene sólido a temperatura ambiente, sin olor, con textura untuosa,…), que hace que se encuentre en una gran variedad de productos alimenticios procesados: desde margarina, bollería, alimentos precocinados, helados, cremas para untar,… Se usa también en cosmética, detergentes, velas y como biocombustible. Además, es un importante ingrediente en la cocina en Asia y África, donde se usa para cocinar.

Además de su versatilidad, es un cultivo muy productivo y rentable: se puede cosechar durante todo el año, y la cantidad de aceite por hectárea es muy superior a cualquier otro aceite vegetal (girasol, colza o soja). Conjuntamente con esta alta productividad, los costes de producción se ven reducidos gracias a los bajos costes de la mano de obra: muy a menudo, campesinos de las áreas más empobrecidas del planeta.

¿Qué consecuencias tiene para la salud?

“Varias cadenas de supermercados, entre ellas Alcampo y Eroski, han anunciado su intención de prescindir del aceite de palma en sus productos de marca blanca”

(La Vanguardia, 2017)

El aceite de palma, al igual que el aceite de colza, es un aceite muy rico en grasas saturadas que no son buenas transportadoras del colesterol a las células, e incrementan los niveles de colesterol “malo” (LDL), favoreciendo los riesgos de enfermedades cardiovasculares. Además, el proceso de refinado del aceite de palma conlleva la aparición de una serie de sustancias (glicidol, ésteres y MCPD) que se han asociado con un mayor riesgo de ciertas enfermedades, entre ellas el cáncer. Actualmente, tanto el Congreso de Diputados como la Agencia Española de Consumo (AECOSAN) están trabajando en propuestas para restringir el uso de aceite de palma, especialmente en productos infantiles.

productos aceite palma copy.jpg
¿Cuántos de nosotros somos adictos a la Nutella? La Nutella, y todos estos productos contienen aceite de palma. (Fuente: Actualidad RT, 2017)

A pesar de todo, el principal problema no es tanto su potencial, como la falta de control sobre la inclusión de este aceite en numerosos alimentos. Es complicado identificar en que productos de consumo habitual se encuentra: los datos afirman que, de media, cada español consume alrededor de 60 litros de aceite de palma al año (enfrente 13 litros de aceite de oliva). Esta gran cantidad de consumo involuntario e inconsciente de este aceite aumenta el riesgo sobre nuestra salud.

¿Y para el medio ambiente?

“Si todo sigue igual, el orangután podría extinguirse en estado silvestre en los próximos 5-10 años, y el tigre de Sumatra en menos de 3”

(Say no to Palm Oil, 2017).

Los ecosistemas tropicales son el hogar de una gran parte de la biodiversidad del planeta, pero es precisamente en estos ecosistemas donde crecen mucho de los productos procedentes de la agricultura industrial, entre ellos el aceite de palma.  Para poder cultivar, los bosques tropicales deben ser talados y limpiados, a menudo usando el fuego con la técnica de slash and burn que, a pesar de estar prohibida, sigue siendo una práctica frecuente.

Esto ha tenido consecuencias devastadoras por los ecosistemas tropicales. Desde los años 80, largas extensiones de bosque tropical y otros ecosistemas con alto valor para la conservación han sido destruidos para sustituirlos por monocultivos de aceite de palma, destruyendo hábitats críticos para muchas especies en peligro de extinción, entre ellas rinocerontes, elefantes y tigres. Se calcula que un 60% de las especies de los bosques tropicales de Indonesia son endémicas. Unas de las especies más icónicas son los orangutanes. Estos simios, declarados en grave peligro de extinción por la IUCN, están disminuyendo rápidamente debido a la pérdida de hábitat. En la entrada del blog “El Orangután y su enemigo el Aceite de Palma” podéis leer mucho más sobre estos primates.

plantacionaceitepalma.jpg
Restos de bosque quemado en preparación a una plantación (arriba). Cuatro años después, una plantación joven de aceite de palma (abajo). (Fuente: Greenpeace, 2016)

Además de los efectos devastadores sobre la biodiversidad, la conversión de grandes hectáreas de bosque tropicales tiene consecuencias sobre el cambio climático, incrementando las emisiones de carbono a la atmósfera, a causa de la deforestación y el proceso de extracción del aceite de palma.  Actualmente, Indonesia se sitúa cómo el tercer país emisor de carbono, después de China y Estados Unidos.  Además, la deforestación altera la estructura del suelo, facilitando la erosión y la pérdida de nutrientes del suelo con las lluvias torrenciales. Como resultado: un suelo mucho más pobre, que requiere el uso de fertilizantes por parte de los campesinos. Este gasto disminuye sus beneficios, y tiene terribles consecuencias, de nuevo, para el medio ambiente.

¿Y para la población?

“Nuestro bosque, del que recolectábamos frutos y nos sustentaba, ha desaparecido completamente. Las plantaciones están en todos sitios. Y me pregunto, ¿cómo se supone que debemos sobrevivir si no ya no hay bosque?”

 (Din Perulak – líder de la comunidad indígena Orang Rimba Sumatra, en el documental Lost in Palm Oil, 2007)

El establecimiento de plantaciones de aceite de palma ha sido presentado a menudo como la panacea para el desarrollo de comunidades rurales empobrecidas de regiones como Borneo y Sumatra. En efecto, la industria del aceite de palma ha creado oportunidades laborales para muchas comunidades. Actualmente, por ejemplo, el aceite de palma representa el 11% de las ganancias por exportaciones de Indonesia. Sim embargo, a pesar de brindar ciertas oportunidades, en la mayoría de los casos, el aceite de palma ha tenido un impacto negativo sobre las comunidades locales.

En muchos casos, los líderes de los gobiernos de los países productores, motivados por intereses económicos, han cedido a las empresas tierras pertenecientes a comunidades indígenas, sin tener en cuenta los derechos de las comunidades, e ignorando las propiedades ancestrales de las tierras. Como consecuencia, se han producido numerosos casos de apropiaciones ilegales de tierras y comunidades desplazadas.

Se calcula que 1/6 de la población de Indonesia son comunidades indígenas – entre 30 y 40 millones de personas aproximadamente – que dependen de esos bosques tropicales como forma de sustento. Cuando estos de destruyen para convertirse en plantaciones de aceite de palma, la población no tiene otra alternativa que la de convertirse en trabajadores de la plantación, sometidos a condiciones laborales degradantes, siendo dependientes de la industria del aceite de palma como única fuente de ingresos, y volviéndose extremadamente vulnerables al precio del aceite de palma del mercado mundial, sobre el cual no tienen ningún control.

Un informe reciente de Amnistía Internacional (2016) denuncia graves violaciones de los derechos humanos en plantaciones de aceite de palma, incluyendo trabajo forzoso e infantil, discriminación por género y graves riesgos sobre la salud.  Algunas de las empresas más conocidas del mundo – como Colgate-palmolive, Kellogg’s o Nestlé venden alimentos, cosméticos y otros productos que contienen aceite de palma procedente de plantaciones indonesias en las que los trabajadores y las trabajadoras sufren graves violaciones de sus derechos laborales.

¿Existen alternativas? ¿Qué puedes hacer tu?

“Cada ciudadano europeo consume al año 59,3 kilogramos de aceite de palma.”

 (OCDE, 2016)

RSPO_Trademark_Logo1
Logotipo de Aceite de Palma Sostenible (RPSO). El buscador online facilita saber qué productos del mercado lo tienen.

La demanda para el aceite de palma es enorme y sigue creciente. La producción global del aceite de palma se ha doblado en la última década, y se calcula que volverá a doblarse hacía en el 2020. Las alternativas de agricultura ecológica ofrecen una opción para mantener el rendimiento económico reduciendo los impactos negativos sobre el medio ambiente y las comunidades locales. La certificación de aceite de palma sostenible (CSPO) establece criterios y sistemas de auditoría para garantizar la sostenibilidad y buenas prácticas en la cadena de producción del aceite de palma (Respeto a los derechos laborales y de las comunidades indígenas, no deforestación de bosques primarios, prácticas agrícolas más limpias,…). Actualmente, sólo el 10% del total del aceite de palma es certificado como CSPO. Poco a poco, desde jabón a galletas, se pueden encontrar más productos con el logotipo de aceite de palma sostenible.

Para evitar el exceso de grasas saturadas que aporta el aceite de palma a nuestra dieta, y las posibles consecuencias sobre la salud, lo mejor es limitar en lo posible los productos agroalimentarios procesados en los que se usa mucho el aceite de palma, como los alimentos precocinados o la bollería industrial; y usar para cocinar otros aceites más saludables como el de aceite o el de girasol.

Desde el 2014, entró en vigor un reglamento sobre información alimentaria que obliga a especificar el origen de la grasa que emplea un producto. Así pues, la etiqueta debería permitir al consumidor identificar la presencia de palma en los productos envasados, aunque esto no es siempre una tarea fácil, puesto que el aceite de palma suele camuflarse bajo sus múltiples sinónimos, como aceite de palmiste, estearina de palma o Elaeis guineensis.

Como alternativa, distintas ONGs han desarrollado aplicaciones que permiten conocer si los productos contienen o no aceite de palma, simplemente escaneando los códigos de barra. Las más conocidas son: POI Scaner App, Palm Oil Detector y Scangutan.

scangutan_complete
La aplicación de Scangutan se ha desarrollado por Proyecto Melindungi, que nace con el objetivo de concienciar sobre la problemática del consumo y producción masiva de aceite de palma que amenaza el hábitat de los orangutanes.

Así pues, como consumidor activo, pues puedes reducir tu contribución a los impactos negativos de la producción del aceite de palma. En el momento de comprar, toma elecciones responsables.

Si quieres saber más, consulta en:

http://www.saynotopalmoil.com/Whats_the_issue.php

https://www.worldwildlife.org/industries/palm-oil

https://www.rainforest-rescue.org/topics/palm-oil/questions-and-answers#start

http://www.rea.co.uk/markets/oils-and-fats/uses-palm-oil

http://greenpalm.org/about-palm-oil/what-is-palm-oil/what-is-palm-oil-used-for

https://www.youtube.com/watch?time_continue=5&v=tuaUTWoowAI&ab_channel=GreenpeaceArgentina

 

Anuncios

¿Tienes algo que decir? Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s