… y los pájaros dejaron de cantar

pitroig

Pocos libros han podido cambiar el curso de la historia, y hoy os hablo de uno que provocó un cambio de mentalidad y fue detonante en el nacimiento de la revolución social y ambiental. En 1962 nació un libro en plena época de guerras, químicos y pruebas de bombas atómicas, en la que la aplicación de uno de los pesticidas más temibles se daba por doquier. Os hablo de “Primavera silenciosa” (título original: Silent Spring), de Rachel Carson.

Rachel Carson fue una bióloga norteamericana y gran divulgadora científica. Durante seis años, la científica se informó y documentó para sacar a la luz y denunciar públicamente los estremecedores efectos de los pesticidas, en especial del DDT, sobre pájaros, abejas, animales domésticos y humanos.

Para empezar, la novela cuenta con una descipción detallada de los químicos con los que nos rodeamos, porque como bien dice la autora “Un quién es quién de los plaguicidas es  motivo de preocupación para todos nosotros. Si vamos a vivir tan íntimamente con estas sustancias químicas, ya sea comiendo y bebiendo, llevándolas a la médula de nuestros huesos – es mejor que sepamos algo acerca de su naturaleza y su poder”.

El DDT (dicloro difenil tricloroetano) es un compuesto incoloro, soluble en grasas y disolventes orgánicos, el primero de los pesticidas sintéticos. Se empezó a usar en los años cuarenta con resultados muy favorables contra la malaria, o el tifus, en enfermedades que incluyen insectos como vectores. También fue usado extensamente en campos de cultivo contra plagas o en casa y jardines. Su efecto empezó a ser alarmante al observar resistencia por parte de plagas de insectos (siendo ineficiente), y en su persistencia en las cadenas tróficas.

ddt_govt
Cartel promocional del DDT en los años cuarenta : “DDT… para el control de plagas en el hogar” Fuente: http://rachelcarson.org/Default.aspx

La aplicación descontrolada del DDT contra plagas de insectos, terminaba con otros insectos y otros animales a quién no iba dirigido, llegando a un completo desequilibro del ecosistema.En la naturaleza nada existe solo” decía Carson. “Rociamos nuestros olmos y las primaveras siguientes fueron silenciosas del canto de petirrojos, no porque rociamos los petirojos directamente, sino porque el veneno viajó, paso a paso, a través de el familiar ciclo de hojas de olmo- gusano – petirojo“.  y así vivir una “Primavera silenciosa”

378751_4026992786037_1116484356_n
Colirojo tizón (Phoenicurus ochruros) y su presa.

Carson, un año antes de publicar el libro, tuvo que testificar en el Senado sobre los pesticidas. Ella tenía 56 años y moría de cáncer de mama. Ante la comparecencia en los tribunales, el senador Ernest Gruening, un demócrata de Alaska, dijo a Carson: “De vez en cuando en la historia de la humanidad, ha aparecido un libro que ha alterado sustancialmente el curso de la historia”.  Así fue tal situación, que el grito público que precedió la publicación del libro en 1962 forzó la prohibición del DDT e inició una serie de cambios revolucionarios en las leyes de calidad ambiental, que afectan a nuestro aire, agua y tierra. “Primavera silenciosa” se convirtió desde entonces, en el manual para el futuro de toda la vida en la Tierra.

silentspring50_300
Portada del libro “Primavera Silenciosa” ( Título original: Silent Spring) Fuente: http://rachelcarson.org/Default.aspx

Este libro destaca por su rigor científico pero a la vez se adentra en el turbulento mundo social. Rachel Carson pide a los lectores que se pregunten “quién es el que habla en esta sociedad? Y por qué?” , una lucha ante el inconformismo. El alzar la voz cuando vemos que las cosas no se están haciendo bien. Que el dinero no lo compra todo, y nosotros no estamos por encima del medio ambiente, sino que formamos parte de él.

sfinx

Dos años después de la publicación de la novela, Rachel moriría defendiendo la verdad de sus conclusiones ante farmacéuticas y sistemas gobernamentales, y a la vez submergida en la lucha personal contra el cancer.

487596_10200510869747086_334261528_n

Ella sentó las bases de la revolución, y todavía queda mucho por hacer. El libro fue escrito hace más de 50 años, pero muchos extractos narrativos podrían aplicarse hoy en día. Seguimos en una sociedad que todavía no ha sabido llegar a un equilibrio correcto con los quimicos que nos rodean, y pensamos que siempre habrá tiempo para rectificar… Buscamos métodos para sanar pero nos olvidamos de los métodos de prevenir, que bien conocemos…

“Cómo pueden seres inteligentes tratar de controlar unas pocas especies no deseadas con un método que contamina a todo el medioambiente y lleva consigo la amenaza de la enfermedad y la muerte incluso a su propia especie?” ― Rachel CarsonSilent Spring.

pollinitzador

Las concentraciones de DDT en animales y en el medio ambiente han disminuido, pero debido a la persistencia de éste químico, los residuos de las aplicaciones históricas, permanecen hoy en día. Por otro lado, en países en desarrollo en el que la Malaria continua siendo el mayor problema de salud, y se llega a aplicar DDT de forma controlada.

Ésta es mi forma personal de dar tributo al trabajo de esta grandísima científica y mujer, de dar a conocer su valioso trabajo, y recordar las preguntas que ella hace a sus lectores: “Una manera de abrir los ojos es preguntarse a uno mismo, Y qué pasaría si no hubiera visto esto antes? Y qué pasaría si ya no lo podría ver una vez más?”

205942_2165592812201_4635977_n2

 

Anuncios

2 Comments

¿Tienes algo que decir? Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s