Más lobos, más osos, más linces

Sí, empezamos con el primer artículo del año. Y que mejor que estrenar este 2015 con una gran noticia. Parece ser que hay razones para estar contentos:  según un estudio, las poblaciones de grandes carnívoros están creciendo o estabilizándose en Europa. Entre estas especies se incluyen los lobos, los osos y los linces entre otros.

Parece que las poblaciones de oso pardo (Ursus arctos) están mejorando. Imagen extraída de: http://www.theguardian.com

La importancia de los grandes depredadores

Hay que entender porqué es importante la conservación de estos grandes “bichos”.  Intentemos apartar de aquí la parte que corresponderá a la biofília, es decir, la afinidad emocional que provocan los mamíferos que consideramos “bonitos”. No se trata sólo de conservar bichos bonitos. La cosa va más allá, hay serias razones ambientales para esta ardua tarea. Y es que los grandes depredadores suelen actuar como una importante herramienta de  control de ecosistema limitando las poblaciones de presas que de otra forma podrían crecer sin medida ni control. Puede parecer algo poco relevante pero una población que crece y crece sin parar va a provocar daños en el ecosistema e incluso en la propia urbe ( fácil recordar la problemática de los jabalís en Barcelona). Además una población que crece de forma exagerada podría acabar con sus recursos y fácilmente sufrir regresiones importantes.

A continuación un, para mí,  precioso y claro ejemplo del efecto que puede tener en todo un ecosistema el papel del lobo. Creo que con este vídeo no hace falta entender mucho más sobre el papel de estos grandes carnívoros. Regulan las poblaciones de animales que hay debajo de la cadena trófica y son muchas veces sinónimo de un ecosistema complejo y estable.

Los factores implicados en el cambio

Entre los principales factores que han permitido este crecimiento creo que cabe destacar dos. Por una parte parece que hay un cambio en la mentalidad social y por la otra, existe toda una serie de esfuerzos realizados en la gestión medioambiental. Como decía, se ha dejado de ver estas especies como alimañas y se ha entendido la función que pueden realizar.  Además, muchas áreas han sido gestionadas de forma que puedan coexistir con los humanos de forma que se puedan desarrollar algunas actividades de interés socioeconómico No sólo eso, sino que muchas veces son habituales las reintroducciones de especímenes críados en cautividad.

En  definitiva existen una serie de medidas englobadas dentro de un marco de la conservación que supone el pilar para la gestión de estas especies. De todas estas medias hay un concepto mencionado en el artículo citado  al principio de todo que si  me gustaría comentar, debido a que lleva tiempo oyéndose y seguramente, seguirá así durante años. Se trata del land sharing. 

El tema del land sharing sería tan extenso que podría escribir artículos y más artículos hablando del tema, y aun así me dejaría una gran cantidad de elementos que transmitir. Aunque más adelante espero aportar más información sobre esto, me gustaría resumirlo de la siguiente manera:

Para contextualizar el problema hay que entender que hoy en día la cantidad de alimentos necesaria crece debido a la población mundial. Frente a esto se pueden crear dos tipos de sistemas: un sistema en el que se separa la parte productiva (granjas y demás) de la parte natural y la otra en la que se crea una matriz donde el cambio no es tan drástico. La primera ofrece más producción pero los sitos donde se produce cuentan con una pobreza extrema en especies, la biodiversidad es mínima. La segunda permite una producción menos intensiva pero las zonas mixtas no son tan maltratadas. Ambas opciones tienen detractores y científicos que las apoyan,  así como puntos positivos y negativos. Cual es la adecuada es difícil de determinar y seguramente dependerá del lugar y de entender que muchas veces las cosas no son blancas ni negras, sino grises.

Para terminar…

Aunque puede que me haya ido un poco por las ramas, tengo que reafirmar que las noticias en este sentido son más que buenas. Las poblaciones de grandes mamíferos estudiadas están creciendo. Se están recuperando. No todo lo que se hace en conservación está mal. Y aunque quizás haya más taxones en los que trabajar y mucho trabajo por delante, podemos estar contentos. Estamos ayudando a recuperar aquello que una vez empezamos a destrozar. Quizás lo que esté pasando es que la población empieza a ser más consciente de la importancia de la conservación. Quizás no. Sea lo que sea, espero que este ejemplo positivo ayuda a alegraros el primer mes del año

Si os ha gustado el “post” podéis compartirlo en vuestras redes sociales. Os estaríamos muy agradecidos ya que permite que nuestro blog llegue a más gente. Y al final nuestro objetivo es la divulgación de la ciencia, tanto como para aquellos que la quieren y la entienden como para aquellos que simplemente, sienten curiosidad.

Anuncios

4 comentarios en “Más lobos, más osos, más linces

  1. Creo que esta es una de las mejores noticias de apertura para el 2015 (todo Enero es principio de año,en mi opinion) mejor aun que una hipotetica recuperacion de este infecto país.
    Dios mio… osos, lobos y linces. Qué hermosa trinidad de la madre naturaleza.
    ¿En qué punto nos volvimos locos y le dimos la espalda para obcecarnos en las religiones e ideologías hasta el punto de asesinar a seres humanos?

¿Tienes algo que decir? Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s